diumenge, 30 de novembre de 2008

¿DÍAS DE MUCHO ...... VÍSPERAS DE NADA?

It’s only balonmano but I like it

La columna de Juan Carlos


H Esplugues 18 - FC Barcelona 43 (primera parte 11-22)

Desde luego, cuanto ha cambiado la canción de Mecano con lo de …..Hawai Bombay son dos paraísos……. Está la cosa como para salir del país. Y es que, haciendo honor al nombre de esta última ciudad, mediante bombas, explosivos y , como dicen los mejicanos, “ tremendas balasseras”, otra vez terroristas provocan el pánico en la India. Sobre todo a la amiga Esperancita Aguirre que parece ser tuvo que salir gateando (¿os imagináis que visión más sugerente la de la susodicha a cuatro patas, y no precisamente Hamiltoniana de Bilitis?) y, con la valentía que caracteriza a parte del espectro político patrio, dejó atrás al resto de acompañantes y turistas, olvidándose del primer mandamiento del marinero en caso de naufragio... "el capitan abandona el barco el último".

Cuando será el día en que la maldad sólo sea propia de tiras cómicas como la de nuestra amiga:


Una vez hecho el inciso sociopolítico del momento, vayamos al partido del sábado que jugábamos, a una hora vespertina más temprana de lo habitual, contra el Handbol Esplugues, equipo que, a principio de temporada, sonaba como uno de los que tenían idea de reforzarse a fondo para poder disputar cuando menos la Final 6 catalana, si bien, por ahora, está entre, dos aguas ( Paco de Lucía) en la parte media/baja de la tabla a la espera de mejores acontecimientos. Bien es cierto que ha tenido la desgracia de tener lesionado a su portero titular (y único por lo que se ve) durante varios partidos, y eso lógicamente se nota.

Se presentaban por tanto los nuestros algo mermados en sus fuerzas pues, a la lesión de David Balaguer, que nuevamente ha descansado por tal motivo, se unían las de Carlos Giralt, todavía con el tajo en la barbilla herencia del partido pasado, Carlos Molina con su muñeca tocada que, si bien jugó unos minutos, todavía no está restablecido de la citada lesión; aunque se pudieron recuperar algunos otros como a Sergi Soler en la posición de exterior derecho.

El partido se desarrolló de forma calcada al del pasado sábado. Defensa algo dubitativa en la primera mitad que propició que el rival, también de amarillo, tuteara en algún momento a los nuestros (entre el minuto 20 y 25 el parcial fue de 4 a 4) y rotaciones en la medida que el banquillo lo permitía, distanciándose paulatina e inexorablemente, minuto a minuto, merced a una mayor rapidez en su juego.

Sucesión de acciones de contraataques, tanto individuales como colectivos, que acababan en lanzamientos más o menos francos (….ondiá, lo que he dicho…..)



para los nuestros, buena efectividad en algunas fases del encuentro y no tan buena en otras, donde la precipitación y las ganas por marcar goles (pensando en engrosar las planillas) pesaban más que la idea de buscar soluciones colectivas de cara a partidos más comprometidos propiciando algún que otro error, llamémosle en vez de grave …..poco deseable, máxime cuando el portero rival, al que teóricamente deben de conocer y que hoy hizo un buen partido, es de los denominados de primer impulso y acción inicial explosiva. Esperemos que aprendan teniendo en cuenta la que nos espera el próximo sábado y no caigamos en el denominado “Balonmano succión” que hemos sufrido otras temporadas, el de “yo me la chupo, yo me la mamo”.

Los parciales fueron en la primera parte de 2-3, 4-8, 5-12, 6-14, 10-18 y 11-22, mientras que en la segunda fueron 13-25, 14-29, 15-31, 15-34, 17-37 y 18-43.

Destaco y me quedo especialmente con la imagen de la defensa de la segunda parte, en la que sólo se encajaron 7 goles, siendo hoy los máximos anotadores Ferrán Guedea con 8 tantos y Javi Coba con 7.

Los sistemas defensivos empleados fueron los habituales de 5-1 y 3-2-1, algo menos planos que en anteriores encuentros, facilitando los cortes de balón. Y en ataque, poco a destacar, pues la defensa contrincante ayudaba la labor de los nuestros y las acciones de uno contra uno y dos contra dos en ataque posicional se sucedían, y las salidas en contraataque en primera o segunda oleada hacían que en el marcador se fuera reflejando las distancias.

Es de agradecer por otra parte que, a pesar de ello y en contra de lo que pasó en el partido anterior, el rival “no sacara el basto a pasear”, extremo por otra parte lógico teniendo en cuenta que los jugadores se conocen perfectamente entre ellos, tanto dentro como fuera del campo. Nos referimos por ejemplo al portero Víctor, al pivote Gabi y al primera línea Gerard Millán, hoy bien parado por los nuestros.

El sábado que viene, por la mañana, primer gran test de esta temporada. Nuestros eternos rivales del BM Granollers intentarán demostrar que lo del Torneo de Esplugues del mes de Septiembre fue fruto de la lógica inicial falta de compenetración, y bajarán con las ganas de un equipo que, en contra de lo que suele ser habitual y de lo que por otra parte alardean (y que conste que no es crítica), ha invertido este año en la incorporación de jugadores foráneos pensando en el futuro y, porqué no, en romper la tendencia que la añada del 91-92 hasta ahora marcaba.

El resultado, sea cual sea, no será nada significativo ni representativo de cara a la parte final de la Lliga si bien, como dice un amigo mío, “quien da primero da dos veces” o lo de “la primera en la frente” y desde luego, marcará ya cierta tendencia. Por lo tanto, aunque muchos de vosotros estaréis en plena vorágine de exámenes, trabajad a conciencia durante esta semana, que los chicos de blanco quieren ganaros.

En definitiva, que no nos pase como en lo que decía mi abuela con lo de “días de mucho….vísperas de nada”

Lamentamos sin embargo la ausencia en el encuentro de Héctor Verdegay por lesión en su rodilla que le apartará de la competición durante unos meses. Desde aquí desearle su pronto restablecimiento. Estamos convencidos que el BMG, aún con grandes jugadores en sus filas, sufrirá su ausencia. Ánimo chaval.



Juan Carlos

1 comentaris:

uno de granollers ha dit...

¿primer gran test de esta temporada? Pues lo que yo vi cuando jugasteis contra La Roca en vuestra casa y que estuvisteis a un tris de perder, ¿qué fué? Nosotros después de aquello los tenemos por corbata con los chicos vecinos. Pero vosotros siempre la misma forma de menospreciar a los demás equipos.