dilluns, 17 de novembre de 2008

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES

It’s only balonmano but I like it

La columna de Juan Carlos


H.Bordils 26 - F.C.Barcelona 47 (primera parte 12-24)

Desde luego, con independencia de lo que pudiera reflejar el resultado, ha sido unos de los partidos de los denominados de “mucho ruido y pocas nueces”, de “mucho lirili y poco lerele”, de no excesiva chicha. Que lo abultado del mismo no ha maquillado su cierta insipidez. Me explicaré.

Todos sabemos de lo que es capaz el Bordils y máxime en su campo. Todos conocemos que a veces llorando, a veces riendo, Bordils es un equipo que siempre llega a las fases finales de Catalunya y en alguna hornada ha llegado incluso a Sectores (el infinito) y más allá. Todos éramos conocedores de que Bordils se había reforzado con jugadores del entorno, formando un bloque más físico que otras veces, amén de acoger el regreso de Sergi Brugues tras su periplo por tierras del Vallés durante el año pasado. También son conocidas las asiduas quejas que muchos de los equipos que pasan por la zona contra los árbitros, refiriéndose a ellos como que pitan de una forma, llamémosle,…. “peculiar”. Pues bien, a pesar de ello, y de que se ha ganado con mucha holgura manteniéndose, eso sí, cierta igualdad hasta el minuto 15 más o menos, nos dio la sensación que a partir del mismo, el equipo local “entregara la cuchara”, quizás pensando que esa no era su guerra.

Y es que otras veces hemos visto mucha más garra en los locales y si se me permite, más sueltos y mejor juego. El último partido jugado el 16.03.08 en Girona tuvo un resultado de 25 a 33, el anterior , el del 7.10.07 fue de 22 a 44, si bien no podían ser muy comparables pues nos presentábamos con la añada del 90. Pero si nos remontamos a la etapa de cadetes (para comparar jugadores del 91) tenemos el de la Final de Copa de Cambrils de 10.06.07 con un 36-44 o el inmediatamente anterior de 1.04.07 de 34-37. En definitiva que aunque se ha ganado, se esperaba un partido mucho más competido, algo más de resistencia en el equipo local a pesar de que, y esa es una nota negativa para nosotros, nos han marcado 26 goles, fruto posiblemente de la dinámica del partido y de que no acabamos de atar bien la defensa, sobre todo en el centro.

Los resultados parciales del encuentro en la primera parte fueron 3-5, 5-8, 7-11, 8-15, 9-20 y 12-24, mientras que en la segunda, algo más relajados, fueron 14-26, 16-32, 19-34, 21-38, 24-42 y el 26-47 definitivo.

La base del partido ha sido la de trabajo en defensa (tampoco para tirar cohetes, la verdad) y salidas rápidas en contraataque que, hoy sí, tanto en primera como en segunda oleada, han tenido un ratio efectividad en lanzamientos elevado, que si bien para los abuelos que van a ver a sus nietos está muy bien, pero algo de juego en aras de lo que más adelante se necesitará, no estaría nada mal. Y es que ni “el porter feliç” ni el resto de porteros locales (en total han alineado 3) han estado a la altura de anteriores ocasiones.

En ataque poco más, pues con poquita cosa se ha logrado desbordar a la defensa local. La segunda línea nuestra ha brillado especialmente con los nueve tantos de David Balaguer como máximo anotador, seguido de Ferrán Guedea y Aitor Ariño con ocho cada uno.

Descansaron Rodrigo Corrales y Álvaro Ruiz, con el equipo de 1ª Nacional y Sergi Soler, este último por lesión en su tobillo.

De hecho, cuando me he referido en anteriores ocasiones a las frases de Lino Cervar (22.09.1950- Delići, Croacia) en relación a lo que significa “el alma y el corazón” en el Balonmano es lo que todavía echamos de menos y es lo que esperamos se logre con trabajo, tanto individual como colectivo aprovechando el tiempo (por lo menos las pocas ocasiones en las que os podáis reunir todos), y pensando que quedan partidos mucho más difíciles.

Ahora a esperar el próximo encuentro del fin de semana que viene contra el Gava que aunque no debería daros muchos problemas….nunca se sabe con que cara nos encontraremos, esperemos que no sean como estas:


Juan Carlos